A.M.P.A. del C.E.I.P. Virgen de Peña Sacra

c/ Segovia, 9 – 28410 Manzanares el Real – ampamanzanares@gmail.com

Proyectos

INTERCAMBIO DE VIDEOCARTAS CON SENEGAL (CINEASTAS EN ACCION + AMPA VIRGEN DE PEÑA SACRA)

El pasado sábado 15 de noviembre DE 2014 pudimos asistir a la proyección de la videocarta que los niños de 6º de nuestro cole, han intercambiado con los niños de Enampore (Senegal). Los niños disfrutaron viéndose a sí mismos y a sus compañeros y todos nos echamos unas risas con sus comentarios espontáneos y ocurrentes.

Tras la proyección hubo un pequeño coloquio que nos sirvió para tener un poco más de información sobre la vida en la comunidad de Enampore y de la actividad que allí realiza la ONG Cineastas en Acción. Pasamos un rato muy divertido y aprendimos, además, cosas interesantes.

Con esta proyección finaliza una actividad que ha resultado muy satisfactoria para todos así que nuevamente aprovechamos para dar las gracias a todos los que han participado de una manera u otra.

 

CONCURSO “EL COLE SOMOS TODOS”

Concurso organizado por el AMPA en el año 2014 para escoger una imagen corporativa y un logo.

BASES DEL CONCURSO PARA LA IMAGEN DEL COLE v7

La imagen ganadora y el eslogan fue la siguiente:

cropped-logo.jpg

 

VAMOS SOLOS AL COLE

CARME MIRALLES-GUASCH

Profesora de Geografía Urbana

Se acuerdan de cuando los niños iban a la escuela andando, solos o acompañados de sus mayores? En las ciudades pequeñas, medianas e incluso grandes, a finales de los años sesenta, los niños y las niñas iban a pie al colegio. Los recorridos solían ser cortos, no más de diez minutos, y como eran pocos los que no comían en casa, tenían que realizar ese trayecto cuatro veces al día. En la excelente película danesa En un mundo mejor, de Susanne Bier, último Oscar a la mejor película extranjera, los protagonistas se trasladan a la escuela en bicicleta. Son otras latitudes, otros modos. Sin embargo, parece oportuno preguntarnos, hoy y aquí: ¿cómo van a la escuela los niños españoles?
Y la oportunidad deriva de lo poco que sabemos de los menores como ciudadanos con derechos y deberes urbanos. Los hábitos adultos suelen generarse en edades tempranas, por lo que es vital que se permita a los ciudadanos más jóvenes aprender a caminar por la ciudad, por su barrio. Un aprendizaje que era habitual hasta hace poco, pero que se ha ido perdiendo en aras de la modernidad. Una de las primeras secuelas es que ciertos grupos de ciudadanos ya no perciben el hecho de caminar como un modo habitual de desplazarse por la ciudad.
De ahí lo importante de la iniciativa que proponen algunos ayuntamientos de promover los caminos escolares, recorridos seguros que, en los barrios, permiten que los niños puedan llegar a la escuela andando solos o en grupo sin el peligro de ser atropellados. Con aceras amplias y señales adecuadas, y con la ayuda de maestros, padres y vecinos. Recorridos seguros entre la casa y la escuela que no sólo proporcionan el placer de caminar, sino también redescubrir que las calles de la ciudad son también para los niños, y que estos tienen que volver a sentirse actores de la ciudad.
Los mayores tenemos que asegurarles este derecho, con microurbanismos y una gestión adecuada del espacio público. Eso es lo que cuenta el magnífico libro de Marta Román ¡Hagan sitio, por favor!: la reintroducción de la infancia en la ciudad. Eso es trabajar para el futuro.

Artículo extraído del Diario Público del 4-5-11

10 comentarios el “Proyectos

  1. Christine
    28 enero, 2011

    Desde que he leido este tema le voy dando vueltas, ya que me tira en las dos direcciones:
    – Genial la idea, genial la propuesta
    – Pero a la vez, ni de coña dejaría a mi hija ir sola al cole.

    Desde que tengo el coche averiado he aprendido a disfrutar del camino andando las dos al cole, haga el tiempo que haga. Hasta intento hacerme fuerte para no volver a caer en la comodidad y las prisas cuando vuelva a tener mi coche.
    Me gusta la idea de que puedan disfrutar del camino juntos. Me gusta la idea que se desenvuelvan entre ellos. No me gusta que pasemos de repente al extremo opuesto, es decir, que lo hagan sólos.
    Pienso que adquirir autonomía si les dejamos lo van a hacer, sí o sí, porque así se le pide al cuerpo su propia evolución (“yo solita”), pero tiene que ser un proceso gradual en el que pasemos de la etapa totalmente dependientes (bebes) a totalmente autónomos (final de adolescencia) respetando sus ritmos. Necesitan “autonomía con referencia”, y el referente es el adulto.
    Así que mi opinión es que SI al proyecto, siempre que haya adulto(s) acompañador(es) que sepa(n) precisamente hacer eso: acompañar, es decir, dejarles autónomos en esa franja en la que si lo pueden (y quieren) hacer, estar disponibles si así lo necesitan, e intervenir cuando se hace patente que el adulto tiene que estar.
    Eso de cara a los niños, porque también hay que tener en cuenta una realidad que es que en esta sociedad no todo el mundo es bueno y gentil, y dejar a los niños sin protección adulta me parece una barbaridad.
    Otro argumento que me ronda por la cabeza es que yo quiero participar en la vida de mi hija cuanto más pueda mejor. Disfruto del camino con ella. Me parece absurdo que no lo haga con ella. De momento no me incluyo, pero en general bastante poco tiempo pasamos con los niños como para que nos quitemos “un poco más”.
    El proyecto me parece estupendo porque ese recorrido de ir y volver del cole es ideal para explorar a su ritmo y con la curiosidad científica que caracteriza al niño, jugar, jugar y más jugar, y si es para compartirlo con amigos, diez veces mejor, más enriquecido aún. Pero siempre y cuando podamos acompañar quien queramos acompañar.

  2. natalia
    27 enero, 2011

    ¿Porque no se implica el alcalde en el proyecto de la jornada continua ? A no, eso no le interesa.

  3. Luis
    26 enero, 2011

    Esta muy bien la propuesta, todos sabemos que la escuela de la calle es la mejor escuela.
    Hay incluso quien amplía esta iniciativa a sus propias mascotas y también abre las puertas de su casa para que salgan solas.
    Todo sea por que tengan responsabilidad, a mi me negaron ese derecho y con cuatro años sólo me dedicaba a jugar y aprender, que desperdicio de tiempo.
    Cuando con 8 años iba al colegio solo yo ya era un auténtico irresponsable.
    Menos mal que los tiempos cambian.

  4. PALOMA
    24 enero, 2011

    ME PARECE CLAVE QUE SE ADOPTE CUALQUIER MEDIDA ENCAMINADA A DAR AUTONOMIA A LOS NIÑOS. TODOS HEMOS TENIDO QUE NOTAR EL EFECTO NEGATIVO QUE TIENE EN LOS HIJOS ESA PROTECCION DESMESURADA. DEBERÍAMOS CUESTIONARNOS POR QUÉ PROTEGEMOS TANTO. ¿NO SERÁ MÁS CÓMODO DARLES TODO HECHO QUE DEJAR QUE COMETAN ERRORES, VERLES SUFRIR SIN INTERVENIR, EJERCER CONTROL SOBRE ELLOS, ETC?
    CREO QUE ES DIFICIL EDUCAR EN LA AUTONOMIA PERO QUE A LA LARGA SOLO REPORTA BENEFICIOS. SOBRE TODO PORQUE UN HIJO INDEPENDIENTE ES PARTE ACTIVA EN LA FAMILIA. UN NIÑO DEPENDIENTE ES UN PEDAZO PROBLEMA

  5. hilde
    22 enero, 2011

    El mayor de mis hijos lleva yendo solo desde 2º de primaria, ademas él me lo reclamaba y yo veía que era posible y positivo para él porque se hacía más responsable. Vivimos cerca del colegio lo cual facilita mucho el poder hacerlo pero aún así tiene que cruzar 3 calles. El pequeño sin embargo prefiere que yo le siga acompañando lo cual hago encantada de momento hasta que crezca un poco mas-:)

  6. Rut
    20 enero, 2011

    El alcalde es favorable al proyecto. Deberíamos ver cuáles son los itinerarios que podrían aglutinar a mayor nº de niños y qué actuaciones municipales necesitamos para hacerlos más seguros. Lo ideal sería ir difundiendo el proyecto y dentro de unas semanas reunirnos y empezar a trabajarlo entre nosotros, con el cole y el ayto.

  7. Garbine
    19 enero, 2011

    Yo también lo considero muy positivo y factible en muchos casos. Ayudaría a reducir en cierta medida el vaivén de coches, pero además del colegio y los padres debería implicarse el ayuntamiento para mejorar algunos trazados.

  8. Alberto
    19 enero, 2011

    Me parece una gran iniciativa. Pero claro, empezaremos cuando se pase el frío y deje de llover y alguien les vigile y… 🙂

  9. Natalia
    18 enero, 2011

    Fenomenal, quizá no sería posible con los de tres años, pero para los demás, creo que les ayudaría a hacerse un poquito más responsables. Habría que tener cuidado de que en las calles principales hubiera supervisión de algún adulto responsable.

  10. Arantxa
    18 enero, 2011

    Si la verdad es que seria buena udea , mas que nada por asi les creamos un poco de *RESPONSABILIDAD* y eso es muy bueno cara a un futuro …..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: